Pastor Cash Luna asiste al funeral del pastor Claudio Martínez asesinado por #sicarios

Carlos Enrique Luna Arango, mejor conocido como Cash Luna, pastor de la mega iglesia Casa de Dios en Guatemala, llegó ayer martes a Coatzacoalcos para estar presente en los funerales del pastor Claudio Martínez Morales, quien fue uno de sus más destacados discípulos en la predicación de la palabra de Dios.

Cientos de feligreses aglomeraron este marte por la tarde los Salones del Centro de Convenciones de esta ciudad para darle el último adiós al pastor de Iglesia Comunidad de Dios, quien fue asesinado la mañana del pasado lunes en el interior de su casa ubicada en la colonia Petrolera.

Los medios querían una entrevista con el pastor Cash, pero este no brindó ninguna, así que el único que habló con la prensa local fue el contador Renato Riveroll Rivera, portavoz de Comunidad de Dios.

“Reconocemos el valor, los atributos, las cualidades del pastor Claudio Martínez, un hombre de atributos extraordinarios, hombre de trabajo, hombre de bien, un hombre bueno, de calidad moral y humana, que sembró mucho y ustedes ven el resultado de una comunidad religiosa grande y fuerte”, Riveroll.

El portavoz dijo que la Comunidad de Dios, lamenta profundamente este acontecimiento que enluta no solamente a las familias cristianas sino a toda la sociedad de Coatzacoalcos y exigen a las autoridades el pronto esclarecimiento de los hechos y el castigo para él o los responsables.

Este miércoles los restos del pastor Claudio Martínez bajarán a su última morada en el Panteón Colinas de la Paz, partiendo el cortejo fúnebre a las 9: 00 a.m. de la iglesia ubicada en la calle López Mateos. La iglesia Comunidad Cristiana guardará tres días de luto por su pastor Martínez.

Evangélicos piden justicia

Guillermo Trujillo Mendoza, presidente de la Red Evangélica en Veracruz, condenó el crimen del pastor Martínez y exigió al Gobernador del Estado, Javier Duarte, esclarecer este lamentable hecho.
Al expresar las condolencias a los familiares del ministro, Trujillo Mendoza consideró que este cobarde hecho debe ser investigado y que no quede en la impunidad.

El líder evangélico, señaló que el pastor Martínez fue víctima de la delincuencia común y descartó un ajuste de cuentas, por ello, se suma a la voz de la comunidad cristiana para que la Procuraduría de Justicia esclarezca el caso.

Fuente: Imagen del Golfo y Zócalo